Estudios de aleta amarilla: huevos, larvas, y juveniles

.

Las larvas criadas de huevos puestos en cautiverio han sido usados en varios experimentos de laboratorio.  La meta principal de la investigación es determinar los procesos biológicos y físicos que afectan la supervivencia durante las etapas larval y juvenil temprana.  Los resultados pueden ser aplicados también en estudios de cría de otras especies de atunes.  Se han realizado experimentos para examinar los efectos de la densidad de las larvas en los tanques, microturbulencia, intensidad de luz, y densidad de presas sobre la incidencia de alimentación, supervivencia, y crecimiento de larvas de aleta amarilla.

Los juveniles son criados de forma rutinaria 5 a 6 semanas después de eclosionar, y han sobrevivido hasta 100 días.  El crecimiento en talla y peso de las larvas y juveniles tempranos es rápido y no lineal.

En 2001 los Dres. William McFarland, de la Universidad de Washington, y Ellis Loew, de la Universidad Cornell, en colaboración con un investigador de la CIAT, emprendieron un estudio del desarrollo de la visión en el atún aleta amarilla.  El objetivo es identificar los tipos de células fotoreceptoras y visión en color presentes en aletas amarillas larvales y juveniles.  Se están analizando los datos sobre sensibilidad espectral para determinar si la fotosensibilidad de los atunes en ciertas etapas puede ser relacionada con el ciclo vital en esa etapa.